La evolución de una guerrera.

Llevo algunos días viendo colapsar toda mi vida, cada parte de mi mundo se ha venido derrumbando, hasta que hoy, en la que mi fortaleza de resguardo ha sido desquebrajada desde las entrañas; observando con detenimiento, veo como, de entre los escombros,  resurgen los asuntos inconclusos del Pasado…

Reflexión, temor, rencor acumulado y mucho dolor, suelen ser  los sentimientos más predominantes, hasta que me dí cuenta que las heridas ya no sangran, pero las cicatrices aún duelen.

Un nuevo concepto escuché hoy al pedir ayuda (lo cual me cuesta pedir) «cierra en paz, para crecer y subir a un siguiente nivel»… Esas son las palabras que resuenan en mi mente, haciendo eco en mis emociones.

Hoy puedo ver que aunque mi mundo exterior ha colapsado, tengo otro tipo de temple, porque mi mundo interior tiene ya, otros cimientos.

La toma de decisiones es inminente y una acción negativa puede traer resultados irremediables, lo que me hace pensar y replantear por  lo que realmente vale la pena luchar.

Luchar o iniciar un guerra, tendrá alguna diferencia?…

¡Si la hay!

Cuándo decides luchar o iniciar una batalla, es contra una misma situación,en la que decidirás tu rol o la determinación que tendrás para adquirirlo o erradicarlo de tu vida.

Cuándo decides iniciar una guerra ten en cuenta que toda tu vida colapsará, habrá cambios radicales y probarás la templanza de tu espíritu.

Hoy descubrí que sin saberlo, la vida me llevó a iniciar una guerra, una guerra que transformará mi vida, de eso estoy segura, en que el 2020 marcará mi vida de tal manera que será un antes y un después de este año.

Sin duda alguna… ¡la guerra ha iniciado! y sin saberlo he peleado como toda gran guerrera, con todas las herramientas que poseo. Sin embargo he de admitir, que…

¡me he equivocado!

Pues he iniciado batallas inútiles, contra algo o alguien, que no tenía identificado, que no me había puesto realmente a analizar si valía o no la pena, descargar y utilizar todo mi potencial en esas arduas batallas, que solo me han dejado exhausta, gravemente herida y en algunas ocasiones tan cegada que no he podido identificar el aprendizaje que me ha dejado.

Cada batalla, muy erróneamente, las había enfocado en los otros «los malos», aquellos que han sido representantes de situaciones que por una u otra causa solo son rostros ante situaciones inconclusas CONMIGO MISMA.

Me enfoqué en el enemigo equivocado, me he desagarrado el alma peleando con creencias, percepciones o «coincidencias» que no me corresponden, que solo le corresponde al «otro». Cuantas batallas he librado teniendo al propio enemigo en casa, pues no me daba cuenta, que era yo la que se identificaba con ese pensamiento, con esa creencia, con esa percepción y que al no librar esa batalla conmigo misma, he dado rienda suelta a otorgar el poder de mi estabilidad mental, emocional e inclusive física al otro.

He tomado decisiones en base al «otro» y no en mi misma, que grave error, me he dejado en último lugar o quizá en ninguno… ¿Te ha pasado?

¿Cuántas batallas mas librarás sin tenerte en cuenta, sin ver qué es lo que te esta haciendo daño a ti, sin ver qué es lo que estas sintiendo, sin ver por tu propio bienestar?

Hoy me he dado cuenta que he sufrido una transformación, que como GUERRERA tengo alas para volar y la fuerza interna suficiente para librar esa GUERRAS ante las situaciones de vida. Hoy se que para librar esas batallas del día a día, debo iniciar desde mi centro, desde mi estabilidad interna… pues

¡SIN MI, NO PODRÉ GANAR!.

Puntuación: 1 de 5.

16 comentarios sobre “La evolución de una guerrera.

  1. Wow! Estuve como por 20 minutos pensando cómo redactar este comentario. Estoy sin palabras, realmente (de verdad y sincera) me moviste todos los sentimientos. Me declaro una guerrera!

    Me gusta

  2. Que bonito texto y que de verdades contiene. Con los años estoy aprendiendo a tener una mayor paz interior y eso me ayuda a enfrentarme a las guerras con una mayor tranquilidad. Un abrazo

    Me gusta

  3. Me parece muy interesante todo lo que cuentas y la frase final es de 10!!! Es cierto que sin nosotros mismos es imposible conseguido cualquier sueño o ganar una batalla. Muchas veces «luchamos» en batallas que no nos corresponden, aprenderemos poco a poco!

    Me gusta

  4. ¡Hola! ¡Qué lindo post! me quedé leyendo intrigada hasta el final, y tal cual, en la vida hay muchas batallas, pero un aprendizaje muy grande es saber cuáles vale la pena pelear, porque estar cansada con batallas inútiles tampoco ayuda. Te envío un beso grande. Espero que estés muy bien.

    Me gusta

  5. Te entiendo más de lo que puedas pensar. Hay que ser un poco egoístas y ponernos siempre en primer lugar, que ya está bien de priorizar a los demás cuando es nuestro bienestar el que está en juego. Seguro que esta guerra la ganas si lo tienes en cuenta, bss!

    Me gusta

  6. Hola. Una reflexión muy a tener en cuenta. Ser guerrera cuesta mantener el ritmo frenético de lucha y de buscar el mejor camino. Tienes razón en que la mayoría de las veces nos equivocados, y luchamos contra cosas que no merecen la pena, nos quedamos vacía. Y muchas luchas no es por nosotros mismos, sino por otros, sobre todo la familia. Me has hecho pensar y he decidido en buscarme y conocer a mí misma. Estupenda entrada, con un mensaje claro, preciso y con muy buenas intenciones. Besos.

    Me gusta

  7. Holaaa
    Si,llevamos tiempo de descontrol,de incerteza y los tiempos que vienen no van a ser mucho mejor…
    Las guerras se ganan siendo fuertes
    Un saludo

    Me gusta

  8. Creo que este año ha llegado para darnos muchos aprendizajes en diferentes aspectos,le ha cambiado la vida a muchos, a otros les está haciendo replantear el camino en fin, creo que todo aquello que nos ayude a evolucionar como personas siempre es algo bueno, con los años he aprendido que a veces el silencio da mejores resultados que enfrascarse en una guerra que no lleva a ningún cambio positivo.

    Me gusta

  9. Hola!! De verdad me he quedado atrapada desde la primera frase, es muy cierto que tenemos a veces batallas en silencio, la mayoría las enfrentamos así, pero creo que también la principal barrera somos nosotros mismos, nadie más nos puede sacar de esas guerras o batallas con nuestros temores que nosotros mismos, me encanta saber que habemos mujeres guerreras que nosotras mismas nos levantamos. Ánimo, Gracias por compartir!!!

    Me gusta

  10. Hola, me ha encantado el post, tenemos que priorizarnos siempre y dejar de pensar en los demás, me ha encantado el final cuando dice que ha sufrido una transformación y que tiene alas para volar y la fuerza para todas las guerras que surjan de la vida, nos viene muy bien escuchar eso, sobre todo con todo lo que está sucediendo en tiempos de corona virus. ¡Gracias por ese post de ánimo!

    Me gusta

  11. Qué bonito leer esto. Sé que cuando pasamos situaciones dificultosas en nuestra vida no es fácil sobrellevarlas, se necesita mucho valor y determinación. ¡Excelente escrito!

    Me gusta

  12. ¡Hola!
    Ni te imaginas cómo te entiendo. Hasta que no entendí que tenía que pensar en mí realmente no me pude ayudar ni mi ni a los demás. Cuanto más fuerte estás más puedes tirar hacia adelante. No lo veo como egoísmo, lo veo como algo que debe ser así.
    Fuerza

    Me gusta

  13. ¡Hola!
    Me levanto, te aplaudo, y me quedo corta.
    Tendimos a vivir, por lo general, y quien esté libre de pecado que tire la primera piedra, para agradar, adaptar nuestra vida a terceras personas, lidiando con situaciones que no nos hacen sentir bien pero aguantamos con excusas ridículas, y sin darnos cuenta, nos vemos armadas hasta los topes para lidiar batallas que en realidad no nos pertenecen aunque las hagamos nuestras, que al final solo nos hieren a nostras mismas sin piedad.
    Así que la mejor decisión que podemos tomar en nuestra vida es centrarnos precisamente en ella, en nosotros, y si vienen batallas, pues luchemos sin miedo.
    Besotes

    Me gusta

  14. Tras leer tu artículo, me quedé pensando y casi sin palabras para poder escribir algo que no hayas plasmado. Creo que todos en algún momento hemos tomado decisiones y hemos hecho lo imposible por agradar sin pensar en nosotros mismos, lidiando batallas ajenas y dejando las nuestras apiladas. Besos.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s