Los cuentos que te cuentas…

Cuéntame tu historia de transformación, Resiliencia y Plenitud

Cuéntame una historia y crearé un mundo alrededor de ella…

Sharon Malety

A lo largo de nuestras vidas nos han contado muchas historias, todas tan ciertas como inciertas, es a través de esas historias que fuimos forjando nuestra vida, con un criterio, con una creencia o con un «aprendizaje».

Cuando era niña, me gustaba visitar a mi abuela, anhelaba que llegara la noche para poder recostarme en el sillón con mi cabeza recargada en su pierna, ella comenzaba a acariciar mi cabeza, mientras que con sus largas y gruesas uñas desenredaba mi cabello largo, absorta en su papel de cuentacuentos, daba inicio a contar la historia de «el Negrito».

Lamentablemente no recuerdo muchos detalles de la historia, ¡y quién lo haría!… parecía una especie de la historia sin fin, que de hecho así fue… pues nadie en mi familia supo el final, vaya sorpresa nos llevamos cuando mi abuela estaba casi en el lecho de muerte, un primo le preguntó el final de la historia y el ¡Gran secreto fue revelado!… ella muy seria y en su fatiga por la falta de aire, mencionó que no lo sabía, era una historia que ella iba creando al momento de contarla.

Todo comenzaba a cobrar sentido… por eso no había repetición de capítulo, cada aventura era diferente, y siempre era tan larga como nuestro sueño aguantara. Solo había un detalle de la historia que no cambiaba, y que todo giraba entorno a él. Giraba entorno a un negrito, simpático, curioso, divertido y feliz, que vivía mil y un aventuras, cada día, con un sombrero de paja, una gran sonrisa que enmarcaba una dentadura blanca y casi perfecta, iluminada con 2 ojos resplandecientes, llenos de vida, tan grandes para poder observar todos los pequeños detalles que gran importancia daban en la solución de la trama.

Era un negrito que gustaba de bailar, servir y dialogar con todas las personas que se cruzaran a su paso, el cuál era capaz de ayudar a quien fuera en cualquier circunstancia. Aunque al paso del tiempo y recordando lo poco que sé de la historia al final era muy solitario.

¿Cuál era esa historia que te contaban de niña o niño?

déjame un comentario con tu respuesta.

Sin embargo esta es solo 1 de las muchas historias que me fueron contando desde que era niña y que no todas tenían que ver con personajes de fantasía, otras tenían que ver con el dinero, las relaciones de pareja, mi rol femenino, las amistades y muchas cosas mas.

Algunas contadas no de manera consciente, sino que fueron aprendidas y que sin pensarlo fueron inculcadas como educación, como criterio de vida, algunas son funcionales pero hay otras que son limitantes, dolorosas y hasta «toxicas».

Los cuentos que te han enseñado… ¿son proactivos para ti o limitantes?

Identificar cuáles son esos cuentos te permitirá identificar si son proactivos o limitantes para ti, ya que lamentablemente muchos son limitantes. Crecer con ellos y a pesar de ellos es como se nos ha educado, se nos ha formado para tener un buen desenvolvimiento en la sociedad o en la vida.

Te comparto además información adicional del tema, el cual hable en mi programa de Reflejo Nocturno, espero que lo disfrutes, no te olvides de dejarme un comentario, suscribirte y compartir.

8 comentarios sobre “Los cuentos que te cuentas…

  1. Que envidia me das porque yo lamentablemente no recuerdo ninguna historia que me hayan podido contar, solo las mías propias de pequeña y poco más, pero a mis hijos no les faltará ni las historias de mamá ni los cuentos que les leo casi todas las noches

    Le gusta a 1 persona

    1. La verdad es que fueron muy pocos los momentos que pude vivir y convivir con mi abuela, pero creo que esto fue de lo mejor que me pude quedar de ella. y si tu lo haces con tus hijos y en su momento tus nietos, recuerda que dejarás una huella imborrable y hermosa. Gracias por leer y comentar.

      Me gusta

  2. Aww que lindo. Siempre es hermoso tener recuerdos con los abuelos. En mi caso yo viví años con mi abuelita, amaba, ella siempre me contaba un montón de cosas sobre todo me contaba que estuvo embarazada de melliz, cuando preguntaba a mis tios/as nadie estuvo enterado, ella aún está viva pero ahora yo vivo en otro país, no he preguntado si era real. Pero toda mi vida con mi abuela fue hermosa, amo mil, un recuerdo hasta cuando me llevaba al jardín. La amo mal

    Le gusta a 1 persona

  3. Creo que en mi infancia la sociedad no era tan crítica como ahora y nos tomábamos las historias como tales, de algunas aprendías, otras ya las notabas muy fantasiosas…Pero muchas a día de hoy han sido criticadas por los valores que transmitían sobre todo de las mujeres (sobre todo con las de princesas),bss!

    Le gusta a 1 persona

    1. Sin duda las generaciones van cambiando y lo que antes nos maravillaba hoy les parece ridículo, la idea es lo que prendimos, lo que disfrutamos y el impacto que tuvo en nosotros. Gracias por leer y comentar, te mando un abrazo.

      Me gusta

  4. Cuando era niña, los adultos que me rodearon siempre me contaban historias, sobre su infancia y sus experiencias de vida, algunas historias eran alegres, otras tristes porque cada generación ha vivido sus propias circunstancias, en lo personal prefiero atesorar aquellas historias que me han animado a superarme y los episodios que no eran muy buenos me han servido para aprender que en la vida no todo es color de rosa.

    Me gusta

    1. Hola rebeca, coincido totalmente, no todo es color de rosa y aún en esos momentos grises hay algo extraordinario que aprender. Saludos y gracias por tu comentario.

      Me gusta

Responder a Sara Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s